Disponibilidad de agua en la cuenca del río Guayalejo – Tamesí ante escenarios de cambio climático.

Los resultados de dicho análisis forman parte de las actividades desarrolladas en el proyecto “Evaluación y monitoreo de la vulnerabilidad al cambio climático de las costas de Tamaulipas”.


Para los elementos del modelo WEAP se manejaron escenarios que en consideración las condiciones actuales de operación del sistema hidrológico-hidráulico y de derechos de agua esto sin impacto del cambio climático, y también un escenario en consideración pero considerando el impacto del cambio climático para años 2015, 2030 y 2050 esto con el escenario de las emisiones de gases de efecto de invernadero A1B, por otro lado la implementación del escenario de emisiones de gases invernadero A2.

 

Los resultados de Modelo WinTR 55 y HEC-HMS permitieron generar datos de gastos picos que proporcionan un proyección base para evaluar la factibilidad para construir, desarrollar o replantear una edificación en los alrededores de la zona de estudio, pues el comportamiento del agua, sobretodo en eventos extremos, la infraestructura con la que se cuenta y el estado que guarda actualmente es de suma importancia para la adecuada toma de decisiones. Las evaluaciones hidrológicas expresan el comportamiento de una cuenca en una zona urbana, realzando la amenaza hidrológica que pudiera ocasionar un evento de lluvia extremo, aunado a esto la vulnerabilidad de que se tenga en la infraestructura y en la sociedad que en ella habita, estos factores se combinan ocasionando un riesgo que determina la factibilidad de una construcción o remodelación de corredores urbanos.

Algunas de las recomendaciones que se hicieron fueron las siguientes:

  • Se requerirá iniciar ya un proceso de evaluación integral de los distritos de riego para rehabilitar toda la infraestructura hidráulica y para aplicar nuevas tecnologías en materia de riego.
  • El objetivo principal de este proceso de evaluación de los distritos de riego deberá ser reducir la demanda de agua para riego (conservación del recurso hídrico), pero incrementando la productividad agrícola por hectárea).
  • Igualmente, se tendrá que trabajar en incrementar el nivel de cobertura en saneamiento y reutilizar las aguas residuales tratadas por parte de los sectores agrícola e industrial, para lograr un uso eficiente del agua y su conservación.
  • El modelo utilizado para este proyecto; es decir el modelo WEAP deberá ser revisado por autoridades de la CONAGUA, CEAT y usuarios de agua en esa cuenca para depurar dicho modelo.

 

 

Las demandas de agua no satisfechas se presentan en el sector agrícola (distritos de riego). Ciudad Mante es el único centro urbano que presenta problemas de escasez de agua, mientras que la zona conurbada del sur de Tamaulipas y el sector industrial de la zona no presentan problemas de escasez de agua.

Si se conservaran los caudales ecológicos en los tramos de la CRGT, las demandas de agua no satisfechas se incrementarían prácticamente en toda la cuenca.

 

De los cuatro escenarios de cambio climático, el MPIECH-5 A2 es el más optimista, mientras que los otros tres tienen más o menos el mismo comportamiento en el tema de la demanda de agua no satisfecha.

 

 

 

About the Author

Leave a Reply

captcha *